Now Playing Tracks

Me vengo dando cuenta qué no es tan fácil conquistarte, sé de buena fuente qué eres una mujer que lee, que eres una mujer exigente, que eres una mujer que escribe, requieres un hombre que también lea y que también escriba, que te alcance en tus alcances, me doy cuenta que el hombre que quiera tan siquiera alcanzarte allá en tu estrella, allá en la copa de tu árbol, debe tener al menos astucia, debe tener al menos valor, debe tener al menos alegrías para tus tristezas, pericias para tus torpezas, medicinas para tus dolores.
Miguel A. Amador (Las letras de adelante)  (via miguelangelamador)
Nunca jamás pienses que te puedes enamorar de una chica que escriba. Tampoco la escuches o prestes mucha atención a lo que dice. Enamórate de una simple, sencilla y que tenga mala ortografía, ella te dará alegría sin sabor, de esa que no despierta emoción. En cambio, una chica que escriba, sería capaz de narrar la historia más aburrida y hacerla parecer divertida, interesante, ocurrente. Esa que escribe hasta en una servilleta, será capaz de moverte algo más que el piso.
Sal con una chica que solo se preocupe por su aspecto, te vendrá bien en todas esas fotos y reuniones del trabajo. Tu mamá dirá que podrán tener hijos hermosos y que ella se dedicará a cuidarlos cuando llegue el momento. Una chica que escribe, en cambio, podría hacerte pasar momentos incómodos cuando decida reírse de alguna tontería en la calle, cuando recuerde algún cuento o cuando decida ser ella misma en alguna fiesta y convertirse en una persona interesante llena de cuentos y aventuras que solo conoce por las páginas que escribe.
Disfruta de tu vida con una chica cualquiera, sencilla y simple. Tendrás una vida sin preocupaciones y sin montañas rusas emocionales. Siempre sabrás qué esperar y cómo, disfrutarás del sexo matutino en la única posición que sabe, porque de todas maneras sentirá placer y tú también. Deja de lado a aquella chica que escribe, atrevida y oculta detrás de sus letras. Esa que es capaz de mostrar su lado más salvaje cuando se siente cómoda y aceptada porque será ese, aunque no lo creas, su momento de mayor sensualidad.
Ella, la chica que escribe, que lee, que disfruta, que crea historias será un reto. Mantenerla a tu lado no será cuestión sencilla. Disfrutará, probablemente, del cine “raro” y preferirá comprar libros que vestidos, pero aun así podrás encontrarla un día vistiendo solo sus lentes y algún libro que le guste porque así se lee mejor. Cuando nada te incomoda. Cuando solo la piel te acompaña. En cambio, aquella chica que no escribe ni siquiera un papel para decirte que la esperes, será mucho más fácil de mantener, llévala a fiestas ruidosas y llenas de gente plástica que solo asiste a aquellos lugares para que el ruido de la música les impida escuchar la tristeza de sus pensamientos.
Conquista a una mujer que no escriba, ella será fácil a la hora de consentirla y hacerle regalos, para ella será solo cuestión de rosas y chocolates, sin esperar más allá. Piensa que, si te enamoras de una que escribe, deberás buscar libros, tulipanes, chocolates diferentes, obras de teatro o sencillamente una tarde en un parque. Para ella cualquier regalo podría ser especial, pero no sabes qué es «cualquier regalo» porque sabes que ella retará tu creatividad.
En fin, enamórate. Enamórate de la que irrumpa en tus sueños cuando menos lo esperes, enamórate de esa que te rete. Conquista a esa mujer que, sin darse cuenta, ya entró en tu cabeza y no la puedes ni quieres sacar. Enamórala porque te la imaginas en tu casa, contigo a tu lado. Enamórala con frases inesperadas, con música que te conecte a ella, con deseos y mensajes que llegan a deshora solo para recordar que la extrañas. Enamórense.
Pero si descubres que ella es mucho para ti porque reta demasiado tu mente, corre a buscar a la chica que no escribe, pero antes déjale una nota a quién te robó el pensamiento para que esté enterada que será pronto el momento de colocar punto final a otra historia. Y si el caso es contrario, si descubres que tu vida está al lado de aquella que escribe, corre con un ticket del metro y un mensaje, entra en su biblioteca y déjaselo en el libro de turno, ¡Sorpréndela sin mentirle!

No te enamores de una chica que escriba. (Escrito por Laura Solórzano)

Todo el mundo sabe que los corazones son de cristal, algunos son botellas que se llenan de tanto amor que lo derraman, algunos de vidrio resistente, algunos de uso frágil, algunos con espejo reflectante y otros ya rotos con el amor derramándose por las grietas, reconstruidos de trizas, fragmentos y astillas con la esperanza de poder retener un poco el sentimiento, como el mío.
Denise Márquez (via denisesoyletras)
No estás aquí. Y no me refiero a físicamente, sino que la idea de quién eras y qué representabas ya no existe. Soy náufrago en una isla de la nada que dejaste; tú eres la ola cambiante, que crece, que choca y que se desvanece volcándome antes. Ya no estás aquí, pero cuando vuelvas, no estaré en la orilla esperándote.
Denise Márquez (via denisesoyletras)
¿Qué borracho inventó el amor?
¿Qué loco dijo que estando con quien amaba no importaba el dolor?
Estar enamorado no es más que una enfermedad.
¿Acaso quiere conmigo acorralarse a esa soledad?
Ebria he cometido más de una estupidez,
como besarte, saborearte y la peor, la de amarte;
de seguro perdí mi sensatez.
Por los minutos en que no estás y sólo quiero llamarte,
yo presumo que mi diagnóstico es grave,
algo así como un trastorno de dependencia
y es que de ti estoy dependiendo yo y mi sonrisa.
Ten en cuenta, fíjate bien,
esta loca te robaría una galaxia,
porque una estrella ya es muy convencional
y porque quiero convencerte con mayor velocidad.
¿Debería mencionar que puedo hacer de tu vida algo excepcional?
Sólo ven y súmate a mi locura, a mi concepto de felicidad.
Enférmate de mí, que yo tengo fiebre por ti.
Responde a mi brindis que yo responderé a tus besos.
Quiero curar tus heridas, embriagarlas,
para que luego de mucho alcohol logres olvidarlas.
Hagamos un salud por los que padecemos
el peor de los males que los humanos conocemos,
el amor. ¡Salud por el amor!
Salud por eso que me tiene tan locamente enamorada de ti
y déjame un trago si tú no sientes lo mismo por mi.
El amor que ebrio enloqueció - Gitana(Melancólicos versos de la Gitana)~ (via cerditovolador)
Hoy es un día como cualquier otro, no entiendo por qué veo a tanta gente en la calle entusiasmada cargando globos, peluches y flores. Hoy es un día como cualquier otro, porque así como hoy, también en cualquier otro día tenemos la oportunidad de demostrar a nuestros amigos y seres queridos el cariño que les tenemos.
Hoy para mí también es un día como cualquier otro, un día en el que saldré a la calle, entraré a un bar, me embriagaré, estaré sin ti y tú estarás con él.
¡No tan feliz San Valentín!, Ricardo G. (via prostituto-de-letras)
To Tumblr, Love Pixel Union