Now Playing Tracks

Dulces 20 cumpleaños

- El café de los corazones rotos (Penelope Stokes).
- El jardín de Dachau (Ellen Marie Wislman).
- Los libros son tímidos (Gilia Alberico).
- Hablar solos (Andres Neuman).
- Travesuras de la niña mala (Mario Vargas Llosa).
- El amor de mi vida (Rosa Montero).
- La vida cuando era nuestra (Marian Izaguirre).
- El amor en los tiempos de cólera (Gabriel García Marquez).
- La sombra del viento (Carlos Ruíz Zafón).
- Besos de arena (Reyes Monforte).
- El arte de amar (Erich Fromm).
- Maldito karma (David Safier).
- Mi vida querida (Alice Munro).
- Ese instante de felicidad (Federicco Moccia).
- Tú, simplemente tu (Federicco Moccia).
- La firma de todas las cosas (Elizabeth Gilbert).
- Come, reza, ama (Elizabeth Gilbert).
- Chubasco (Cielo Latini).
- Llámame bombón (Megan Maxwell).
- Proyecto esposa (Graeme Simslon).
- Los 120 días de Sodoma (Marqués de Sade).
-Julieta (Marqués de Sade).
- Los crimenes del amor (Marqués de Sade).
- Veinte poemas de amor y una canción desesperada (Pablo Neruda).
- Cien sonetos de amor (Pablo Neruda).
- La vida ese paréntesis (Mario Benedetti).
- Empezar de nuevo (Isabel Keats).
- La buena reputación (Ignacio Martinez de Pison).
- Tiempo de promesas (J. Courtrey Sullivan).
- Mujeres de ojos grandes (Angeles Mastretta).
- Arràncame la vida (Angeles Mastretta).
-La emoción de las cosas (Angeles Mastretta).
- Los colores de una vida gris (Pilar Muñoz).
- Sentido y sensibilidad (Jane Austen).
- Orgullo y prejuicio (Jane Austen).
- La bien amada (Thomas Hardy).
- Lejos del mundanal ruido (Thomas Hardy).
-  Jude el oscuro (Thomas Hardy).
- Romeo y Julieta (William Shakespeare).
- En el lado de Canaán (Sebastian Barry).
- Yo. El libro de tu vida (M. Isabel Sanchez Vergara).
- Lolita (Vladimir Nabokov).
- El niño de pijama de rayas
- La música como medicina (Christine Stevens).
- Prohibido entrar sin pantalones (Juam Bonilla).

Si no eres bueno en amarte a ti mismo, se te hará difícil el amar a alguien, ya que te molestará el tiempo y la energía que le das a
otra persona, que ni siquiera te has podido dar a ti.
Bárbara de Angelis
Durante varios lustros hemos sido serenos, objetivos, pero la objetividad es inofensiva, no sirve para cambiar el mundo, ni siquiera para cambiar un país de bolsillo como éste. Hace falta pasión, y pasión gritada, o pensada a los gritos, o escrita a los gritos. Hay que gritarle en el oído a la gente, ya que su aparente sordera es una especie de autodefensa.
La tregua- Mario Benedetti
Él cree que me perdió el día que le negué otra oportunidad, cree que me perdió por un instante, que hizo una pequeña pausa para extrañarnos y volver cuando se hubiera cansado de sus amores baratos. Él no se da cuenta que me perdió el día que traicionó mi confianza, no se da cuenta que en el momento en que puso sus labios sobre otra mujer firmó una sentencia. Y no se había dado cuenta de que mi adiós fue definitivo; que todo lo que algún día sentí por él lo maté el día que descubrí su juego. No se había dado cuenta, hasta el día de hoy comprendió - o lo hice comprender- que a veces la vida no da segundas oportunidades… mucho menos yo.
Cartas a destiempo, Edimar HerCor (via cartas-a-destiempo)
We make Tumblr themes